Blog

   

Cultura Pensumo

Pensumismo

Toda propuesta económica es también cultural. Lo uno va con lo otro, al menos hasta que los robots se apoderen del planeta.

La propuesta económica de Pensumo es que la compra diaria proporcione ahorro. Es una idea imposible que ya está triunfando. Un plan de negocio que se abre paso solo por el mundo. La Unión Europea ya lo apoya. Lo cual avala a la Unión Europea. Pensumo piensa en personas y empresas, en ese orden, y esa sencilla ecuación de ahorro constante, cotidiano y personal, ha seducido a Europa.

Pensumo eres tú. Pensumo es usted. Va con los tiempos, va un poco antes de los tiempos. Todo encaja.

La cultura de Pensumo es personal, transversal, universal, inclusiva, social y de futuro. Vale para todos, vale para siempre.

La cultura de Pensumo es innovación radical: va a la raíz del sistema, apuesta por el futuro con alegría. La copian por todas partes.

El sector fintech y el sector insurtech están siempre mirando a ver qué hace Pensumo. Es una propuesta tan disruptiva que abre un nuevo mundo, una nueva cultura.

Cuando triunfa la deslealtad Pensumo propone fidelidad. Cuanto más aprieta lo efímero más apuesta Pensumo por lo seguro. Cuanto más precario es el mundo, más insiste Pensumo en la continuidad y en el valor de lo cotidiano.

La espléndida normalidad: con Pensumo el gesto de comprar entraña el verbo ahorrar. Con la mínima fricción, una sencilla app, el móvil que llevas en la mano va sumando recursos.

Una buena acción, un gesto solidario, algo en beneficio de la comunidad… todo suma puntos, euros, en tu cuenta de ahorro de Pensumo.

La cultura Pensumo es positiva para todos. En unos días, en todo el mundo.

____

El enlace de hoy es de McKinsey sobre el mundo del automóvil: The automotive revolution is speeding up

 

Mariano Gistaín.  Escritor y periodista.

No Comment

Post A Comment